Visita a la exposición “PIXAR: 25 años de animación” (I)


Caixa Fórum

Esta Semana Santa pasé por Madrid y, como ya había anunciado, visité la exposición PIXAR: 25 años de animación. Entré a las 18:00, y me echaron a la hora del cierre, mucho rato después, y, aun así, no pude verlo todo con calma. Una delicia para cualquiera con sensibilidad, curiosidad y sentido del humor.

La muestra, que ocupará la tercera planta del Caixa Fórum hasta el 22 de junio, está organizada en torno a tres espacios diferenciados: en primer lugar, una antesala dedicada a la historia de la productora, en la que, además de la línea cronológica de la compañía, se puede ver una gran reproducción del emblemático flexo de Luxo Jr. (Lamparita), primer corto importante de Pixar.

En segundo lugar, un gran salón-distribuidor dedicado a la parte más “técnica” de la animación: mediante un montaje de vídeo, en el que se toma como ejemplo una escena de Toy Story 3, y de textos explicativos, se ilustra en detalle cada fase del proceso creativo.

Pixar LUXO

Esta estancia, donde también se exponen figuras en resina de los personajes, utilizadas para el moldeado digital, dirige al visitante hacia una serie de recintos independientes. En ellos, se expone material gráfico y audiovisual relativo al arte previo de las diferentes películas: diseño de personajes y decorados, story-boards, bocetos de color, etc.,  a través de originales en distintas técnicas. Una estupenda exhibición de virtuosismo, acompañada por entrevistas a creativos y animadores.

 Un poco de historia

Cuando especialistas en distintos ámbitos se unen para concentrar todo su talento en un mismo proyecto, el resultado no puede sino ser algo brillante. Éste es el caso de los Estudios Pixar, fruto del feliz encuentro entre el creativo John Lasseter, el técnico Ed Catmull, y el empresario Steve Jobs, que comenzó a fraguarse en 1984. Ese año Lasseter, ex animador de Disney, entró a trabajar en la productora de George Lucas, Lucasfilm, cuyo departamento de informática dirigía Catmull desde 1979. Dos años más tarde, el departamento fue comprado por Steve Jobs, y surgió Pixar Animation Studios, con apenas 40 empleados.

Desde entonces, corto a corto primero, y después también a través de sus largometrajes, Pixar ha representado la innovación: al desarrollar y perfeccionar herramientas como el software RenderMan®, que han permitido cada vez más realismo y espectacularidad, la factoría ha revolucionado el concepto de animación, llevando al 3D a adelantar a las técnicas tradicionales, tanto en originalidad como en éxito de público.

Si hay algo característico de Pixar, es un talento especial para el humor, mezclado con un sentido estético extraordinario y muy versátil. Esto se hace especialmente evidente en sus emblemáticos cortos, donde ambos elementos deben condensarse con pericia en apenas unos minutos. Estas “píldoras” animadas, no solo han hecho las veces de eficacísima e inconfundible tarjeta de presentación (su popularidad entre los fans hace que se esperen con gran expectación), sino que, desde un primer momento, tuvieron la función de un “campo de pruebas” para la experimentación .

Pixar FUNDADORES 1

Poniéndose como lema la máxima de Lasseter (“el arte pone a prueba a la tecnología, y la tecnología inspira al arte”), Pixar ha perseguido siempre el más difícil todavía. Para ello, no han dudado en buscar argumentos cada vez más complejos, que sirvieran como pretexto para el reto técnico (recrear la caída de los copos en una bola de nieve decorativa, emplear iluminación de foco, reflejar las ondas creadas por la lluvia en los charcos, etc.), por lo que podría decirse que su colección de cortos es una historia visual de la factoría, y de cómo ha evolucionado en estos 25 años.

El visitante puede comprobarlo en una pequeña sala proyección donde se reproducen los primeros cortometrajes de la productora (Las aventuras de André y Wally B. de 1984, Luxo Jr., del 86, El sueño de Red de 1987, Tin toy, que ganó el Óscar al Mejor Corto de Animación en 1989, y Knick knack, de ese mismo año), que, junto con algunos encargos publicitarios (Volkswagen, Listerine, Trident, etc.) sirvieron a Pixar de rodaje para su primer largo, Toy Story (1995). La película, distribuida por Disney, además de obtener diversos premios técnicos, y convertirse en la más taquillera del año, le valió a Lasseter una nominación al Óscar al Mejor Guión Original, algo nunca visto en una película de animación. A la vista del éxito, en 1997 Disney firmó con Pixar Animation Studios la producción conjunta de cinco largometrajes más.

No obstante, la cronología nos dice que su debut en el mundo del largometraje no ha supuesto un abandono del formato “compacto” (no más de 10 minutos) por parte de la productora. De hecho, con frecuencia, las innovaciones exploradas en un corto se ponen en práctica en el film inmediatamente sucesivo: en el oscarizado El juego de Geri (1997), por ejemplo, además de situar por primera vez al ser humano como protagonista, se aplicaron mejoras que serían  fundamentales en las exitosas Bichos (1998) y Toy Story 2 (1999); y el entrañable Sully de Monstruos, S.A. (2001), por otra parte, debe su peludo aspecto al corto Pajaritos (2000), pionero en la animación de plumas, inédita hasta el momento.

PIXAR modelos resina

Ese año 2001, aupada por el triunfo de sus primeros cuatro largometrajes, con los que había afianzado su prestigio y consolidado a un público entusiasta, Pixar alcanzaba ya los 600 empleados. La fórmula de Lasseter (entorno creíble, personajes atractivos y una buena historia), unida a un virtuosismo cada vez más pulido, ha seguido dando sus frutos, proporcionando a los estudios una trayectoria plagada de reconocimiento.  Dicha admiración, además, no se limita al público (infantil y adulto), que abarrota las salas en cada estreno, o a los demás profesionales del sector, que no dejan de premiar su arte, sino que se extiende a círculos menos proclives: en 2005, un año antes de ser comprada por Disney, y de que Catmull y Lasseter tomaran las riendas de la presidencia y la dirección creativa, respectivamente, el MoMA le dedicó a Pixar una exposición conmemorativa por su vigésimo aniversario. Asimismo, en 2009, la maravillosa Up se convirtió en la primera película de animación en abrir el Festival de Cannes.

A juzgar por los resultados de sus producciones, tanto en lo que se refiere a rentabilidad (Toy Story 3, estrenada en 2010, además de la mayor recaudación del año marcó un récord de taquilla histórico entre las películas del género), como en lo relativo a la crítica (como otros largometrajes de la factoría, Brave, de 2012, consiguió el Óscar a la Mejor Película de Animación), es previsible que Pixar Animation Studios continúe viviendo un momento dulce durante mucho tiempo. ¡Estamos de suerte!

cinco-pixar-memorables

Filmografía

( ** Ganadora del Óscar a la Mejor Película/Corto de Animación.  Además de los que he incluido, Pixar también ha realizado cortos relacionados con películas como Toy Story o Cars. Para ver la lista completa de todos los cortos, con sus premios y nominaciones , pincha aquí; para la de los largometrajes, aquí.)

1995 – Toy Story

1997 – El juego de Geri (CORTO) **

1998 – Bichos

1999 – Toy Story 2

200o – Pajaritos (CORTO) **

2001 – Monstruos, S. A.

2003 – Buscando a Nemo ** /  Saltando (CORTO)

2004 – Los Increíbles **

2006 – Cars / El hombre orquesta (CORTO)

2007 – Ratatouille ** / Abducido (CORTO)

2008 – Wall·E ** / Presto (CORTO)

2009 – Up ** / Partly cloudy (CORTO)

2010 – Toy Story 3 ** / Día y Noche (CORTO)

2011 – Cars 2

2012 – Brave ** / La Luna (CORTO)

2013 – Monsters University / Azulado (CORTO)

 

 

 

 

 

After vacation post / Entrada post-vacacional


Con esto de las vacaciones, ando algo rezagada en lo relativo a El Pintamonas… y eso me fastidia. Me había prometido a mí misma que sería organizada y publicaría una entrada cada cuatro días como mucho.

De momento lo estaba haciendo bastante bien (no sin cierto esfuerzo, la verdad), pero las vacaciones me han descabalado los planes. El caso es que tengo firmes propósitos de recuperar el tiempo perdido, con un post (o dos) sobre la exposición Pixar: 25 años de animación, alguna que otra anécdota sobre mi nuevo proyecto (de piratas) y la reseña de un librito con ilustraciones de Satoshi Kitamura.

En fin, os dejo un aperitivo: el corto El hombre orquesta (2005).

One man band PIXAR

Illustrated plans for summer / Planes ilustrados para el verano


Esta semana, tengo varios motivos para estar contenta. El principal, tiene que ver con eso que dicen las abuelas de que “la salud es lo primero”, y que uno no entiende del todo hasta ponerse enfermo.

En segundo lugar, estoy pletórica por haberme matriculado en las Jornadas Ilustratour 2014, y en uno de los talleres que se celebrarán durante la semana posterior. El cuerpo me pide decir ¡YUJUU!

Éste será mi primer Ilustratour a[1]sí que la ilusión es doble: aunque había oído hablar muy bien de ello, me conformaba con pensar “algún día” (no es barato para mi presupuesto). Sin embargo, este año he tirado la casa por la ventana y he decidido invertir en formación. De todos los talleres programados para este año, he elegido el que impartirá Vitali Konstantinov durante la segunda semana del festival, y que han titulado Quintaesencia ilustrativa.

En cuanto a Konstantinov, la verdad es que sólo conocía Seis barbudos (OQO, 2012); pero, antes de decidir qué taller elegiría, estuve investigando, y pude comprobar la originalidad de su estilo. Creo que puedo aprender mucho de su experiencia (a pesar de su marcado estilo, es un artista muy versátil: además de trabajar como ilustrador infantil, también tiene una vertiente para adultos), y de su enfoque estético (el uso del color, la mezcla de imaginarios diversos, etc.

Sus obras para niños, publicadas en distintos países, son el ejemplo perfecto de lo dicho hasta ahora. Ha ilustrado tanto cuentos clásicos de Andersen o los hermanos Grimm, como relatos y recopilaciones juveniles de clásicos contemporáneos (Gianni Rodari, Oleg Grigoriev, Daniil Charms).

Cuento Grimm 2 Cuento Grimm 3 Cuento Grimm

(Cuentos de los hermanos Grimm)

Traje nuevo Emperador 1

Traje nuevo Emperador 2(El traje nuevo del Emperador de Andersen)

Giacomo di Cistallo 2 Giacomo di Cistallo 3Giacomo di Cistallo(Giacomo di Cristallo, Gianni Rodari)

Et alors 1 Et alors 2

Et alors PORTADA(Et alors?, Oleg Grigoriev)

Seltsame Seiten PORTADA  Seltsame Seiten 1  Seltsame Seiten 2 (Seltsame Seiten, Daniil Charms)

También ha participado en obras de escritores actuales que habitualmente se dirigen al público adulto (Maxim Biller, Morten Ramsland), y ha publicado un cuento propio, en cuyas páginas se ve claramente el influjo de la iconografía soviética.

  Ein verrückter Vormittag 1  Ein verrückter Vormittag 2  Ein verrückter Vormittag PORTADA

(Ein verrückter Vormittag, Maxim Biller)

   Als Bernhard ein Loch in den Himmel schoss  Als Bernhard ein Loch in den Himmel schoss 2  Berhard_U1_V3.qxd

(Als Bernhard ein Loch in den Himmel schoss, Morten Ramsland)

Pourquoi les chiens font comme ça 1 Pourquoi les chiens font comme ça 2

Pourquoi les chiens font comme ça PORTADA(Pourquoi les chiens font comme ça?, Vitalli Konstantinov)

En lo que a colecciones se refiere, ha acompañado los textos de varios tomos de la popular serie alemana Pixie Books, editada por Carlsen desde 1954, además de ilustrar las biografías de celebridades como Beethoven, Darwin o Gaudí.

Vom Fischer und seiner Frau Die Goldene Gans 1

(Ilustraciones para Pixie Books)

BIOGRAFÍA Nobel BIOGRAFÍAS Beethoven

BIOGRAFÍAS Darwin BIOGRAFÍAS Gaudí(Biografías de Nobel, Beethoven, Darwin y Gaudí)

En España, ha colaborado con la editorial gallega OQO para poner imágenes a los libros ¡A mí no me comas! (Margarita del Mazo, 2011) y el ya citado Seis barbudos (2012), con cuya autora, Mar Pavón, podéis leer una entrevista aquí.

A mí no me comas PORTADA

 A mí no me comas 3  A mí no me comas 1

Seis Barbudos PORTADA Seis barbudos 2 Seis Barbudos 3

 

[1] A quien no sepa de qué va esto, la diré que, a grandes rasgos, Ilustratour es un encuentro internacional de ilustradores, editores, agencias, etc. donde se escucha, se aprende, se mira, se habla y, sobre todo, se dibuja.

“La casa”


Ficha

La casa (Kalandraka, 2010)La casa PORTADA

The house (Creative Editions, 2009)

Ilustraciones: Roberto Innocenti

Texto: J. Patrick Lewis

 

 

 

Hace poco tiempo, tuve la suerte de participar en un taller que Roberto Innocenti dio en la Biblioteca Nacional, y de repasar con el maestro algunas de sus obras. Lo dicho, una suerte.

Nada más empezar, Innocenti dijo dos cosas que me llamaron mucho la atención: por una parte, que se veía incapaz de hacer nada para niños pequeños, menores de 8 o 10 años, cosa que achacaba a la pérdida de su primera infancia bajo el peso de la II Guerra Mundial. En segundo lugar, nos habló de su interés por los detalles, y del nexo que establecía a través de ellos con la avidez de descubrimientos que caracteriza al lector infantil.

El libro del que voy a hablar en esta entrada es la puesta en práctica de una y otra idea, ya que, claramente, es un libro no apto para los más jóvenes, y además, es una obra maestra del costumbrismo más minucioso.

¿De qué trata?

La casa hace un repaso por la historia italiana del s. XX a través de las “vivencias” de una casa en la campiña toscana, estableciendo un paralelismo entre los hitos existenciales del edificio y los de sus habitantes.

A un nivel menos literal, el tema central de este álbum es el paso del tiempo, que encontramos representado en toda su amplitud conceptual (las horas del día, las estaciones, el sucederse de los años). De hecho, podríamos decir que, paradójicamente, éste es el auténtico protagonista, y que el espacio coronado por la casa del título, es un mero medio para mostrar el proceso de cambio.

 La casa4   La casa 1   La casa 2

Algunas de las etapas por las que pasa la casa.

El as en la manga con el que cuenta Innocenti  para dotar de credibilidad al resultado es una exhaustiva labor de documentación, acorde con su escrupulosidad técnica, que convierte La casa en una precisa (y preciosa) galería histórica de escenas cotidianas, vehículos, ropas, aperos de labranza, animales y plantas. Para hacerse una idea de qué nivel de detalle hablamos, bastará decir que él mismo confesó haberse propuesto representar fielmente los progresos reales del crecimiento de las plantas seleccionadas (autóctonas de la Toscana, por supuesto) a lo largo de los intervalos temporales de la narración, y que solo desistió cuando llevaba ya varias láminas de quebraderos de cabeza.

La casa VINO

La casa BODA

La casa detalle

Detalles de dos escenas: Fabricación artesanal del vino, y boda en los primeros años del s. XX.

Composición y técnica

Si Innocenti decide plasmar el factor temporal con tanta riqueza y amplitud, su enfoque espacial se encuentra  en el polo opuesto: al contrario que en otras obras (Pinocho, L’ultima spiaggia) en las que el ilustrador despliega todo su virtuosismo compositivo, creando perspectivas extremas desde puntos de vista inusuales, en La casa opta por un único plano frontal, que se mantiene a lo largo de todo el libro, y en el que la perspectiva no juega un papel relevante. Recuerdo que mi primera impresión cuando lo hojeé en una librería, fue la de que se hubiera querido construir un escenario teatral, que ejerciera de fondo, pero no interfiriera con el protagonismo de aquello que interesaba transmitir realmente. Incluso me pareció que las terrazas sobre las que se asienta la casa, que van cambiando de forma a lo largo de las páginas, fueran esos paneles típicos de la tramoya en los que se representan árboles, nubes u oleajes marinos, y que se mueven o eliminan a conveniencia…

La casa

La casa 3

Por lo general, este tipo de planteamiento no encaja demasiado con mis gustos personales a la hora de construir una imagen, ya que suelo dar bastante importancia al movimiento en la estructura, pero en este caso se trata de un requisito esencial del propio proyecto: lejos de la distracción que supondría un esquema dinámico, el estatismo potenciar el efecto del cambio, dando la sensación de una fuerza arrasadora e ineludible.

También es un recurso muy útil para reforzar las posibilidades del detalle como “juego”, uno de los enfoques a los que se presta el álbum. De hecho, la acuarela limpia y concienzuda de Innocenti, que nos muestra hasta la más mínima brizna de hierba, y el apoyo de un contorneado dibujístico, aportan gran nitidez en todos los planos de la ilustración.

El resultado son unas dobles páginas luminosas y llenas de pequeñas sorpresas, que invitan constantemente al descubrimiento, además de dar pie a profundizar en temas como la guerra o la emigración, tanto desde un punto de vista abstracto como histórico.

En resumen, una maravilla, se mire por donde se mire.